jueves, 5 de abril de 2012

Este chico es un demonio (Problem child) (1990)

Director: Dennis Dugan
1990
EEUU
81 minutos
Comedia infantil
Sinopsis: Ben Healy es un yuppie que trabaja para su padre Big Ben, un tiránico distribuidor de material deportivo. A Ben le encantaría tener un hijo, pero su mujer Flo es incapaz de concebirlos. Ben utilizará al poco escrupuloso agente Igor Peabody, el cual les presentará a un curioso y extremadamente revoltoso muchacho de siete años que ha sido devuelto treinta veces al orfanato a causa de su carácter incorregible, y al que ni siquiera las monjas desean cuidar de él. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 1/10
Valoración adopción 0/10

Malísima película, que pretende ir dirigida a un público infantil, o infantilizado, pero que tiene todos los componentes pésimos del peor género cómico: agresividad gratuita, falta de respeto a los demás,  burla continua de los demás, egoismo a ultranza... Y encima, respecto, a la adopción existen frases absolutamente ofensivas para cualquier niño adoptado y cualquier familia adoptiva. Como por ejemplo: "Igual que no quiero ropa usada, tampoco quiero un niño usado" (que dice la posible madre adoptiva) "Podemos elegir a nuestro niño, es como ir de compras" O frases que dice el abuelo: "¿tú estás loco? que tenga una madre drogadicta, o unos padres chiflados...espero que tengas el recibo, deshazte de él en cuanto puedas"
O frase que le dice un amigo, al padre del  niño: "No como tú que fuiste a la tienda de niños a comprarte uno" O una niña le dice al chico durante la fiesta de su cumpleaños "Ni siquiera es un niño como nosotros, es un niño adoptado" "No puedes venir a ver al mago"

Sólo al final, parece que recibimos un mensaje sensato por parte del padre y es que no lo van a devolver, pues lo que todos han hecho antes con él es eso y lo que nunca han hecho es quererle.
Pero como vemos en aras de la comicidad se usan todos los gags más burdos, erotizados, groseros, y antiadopción que puedan encontrarse.
La desaconsejo para que la vean niños adoptados pequeños. Pueden sentirse mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada