miércoles, 7 de marzo de 2012

Adopción (2009)


Adopción. 2009
Argentina
Director David Lipszyc
80 minutos
(Falso documental)

Sinopsis:  Ricardo, que vive una relación homosexual con su pareja, adopta a Juan, un chico nacido en 1976. Si bien el niño se integra al nuevo hogar, Juan continúa padeciendo los miedos del pasado. Ricardo cree conveniente que su hijo conozca sus raíces e inicia la búsqueda de su identidad, descubriendo que la verdadera historia es diferente a la escrita en el legajo de Juan. (FILMAFFINITY)

Puntuación cinéfila 8/10
Puntuación adopción 10/10




Película dura, inquietante, que nos va desvelando secretos y vivencias inconfesables, a través del recurso a la técnica del falso documental. Vamos asistiendo a las entrevistas  de un padre y su hijo, y se nos enseñan supuestas grabaciones en formato de cine casero, de la historia pasada del niño, así como de la familiar, con Ricardo y Jose (su pareja no declarada).
Juan es adoptado, sólo por Ricardo, con 8 años. Las circunstancias de su abandono en un orfanato, se irán aclarando por las gestiones del padre que decide investigar, ya en la democracia. Tenemos el fantasma de los desaparecidos, y la posibilidad de que la madre y el padre fueran víctimas de la represión en la dictadura. Algo que se irá aclarando.
Esta búsqueda va a permitir que Juan se reencuentre con su familia y aclare, casi con un final feliz, toda su historia vital.
La película tiene un gusto amargo, por el dolor, las mentiras, el sufrimiento, la soledad, que deja traslucir. Y porque a pesar de la felicidad que pudo crear la constitución de la familia de Ricardo, José y Juan, es como si faltara siempre algo, que no se dice.
Quizás porque se narra, sobre todo por alguien que tuvo que vivir oculta su identidad sexual durante muchos años, y que tuvo que obtener su paternidad con ciertas mentiras necesarias para la época. Quizás porque la homopaternidad no pueda ser mostrada como una opción absolutamente legítima y feliz. Aunque en ningún momento el hijo, ya adulto tenga una queja con su padre, en ningún sentido...pero habla del "juego que hacían de llamarse papá e hijo". Como si le quitara hierro a su vínculo, y creo que en cualquier adopción eso no es un juego, sino que es una necesidad.
Al final parecería que todos mienten: el niño y el padre por necesidad, los familiares, el orfanato, las instituciones...y que sobre esa mentira se ha construido una relación paternofilial amorosa.

Al saberse un documental falso, cuesta identificarse con los personajes. Aunque sus relatos sean aparentemente verídicos. ¿Hablaría así ese hijo adulto realmente adoptado?¿o ese padre, que parece algo distante de lo que narra? ¿Sería así ese posible reencuentro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada