miércoles, 28 de marzo de 2012

Cuando ella me encontró (Then she found me) (2007)

Director: Helen Hunt
2007
EEUU
100 minutos

Drama. Comedia dramática

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 9/10

Sinopsis:
April Epner (Hunt), una profesora de Nueva York, sufre una crisis aguda debido a una serie de desdichados sucesos: su marido (Matthew Broderick) la abandona, su madre adoptiva muere y su madre biológica (Bette Midler), una excéntrica mujer que trabaja en un "talk show", pone su vida patas arriba. Su único consuelo es el padre de uno de sus alumnos (Colin Firth). (FILMAFFINITY)


En esta película encontramos  todos los ingredientes del triángulo de la adopción : el niño adoptado, la madre biológica y la madre adoptiva. Y podemos ver como  interactuan en la trama, para conducirnos a entender mucho mejor el fenómeno de la adopción, y sus dificultades emocionales en cualquiera de sus vértices.
Del lado menos desarrollado será el de la madre adoptiva, pues sólo declara que es igual tener un hijo adoptado que biológico, pues ella tuvo los dos.
Pero su hija adoptiva se niega a creer en eso, pues su experiencia fue haber observado que su madre miraba de otra manera a su hermano, hijo biológico, cuando nació y que ella fue testigo.
Con lo que ella comienza una carrera contrareloj para tener un hijo biológico y se le complica con la separación de su marido, y al enamorarse de un hombre recién separado con  dos hijos y que huye del compromiso (como un gato escaldado del agua fría huye).
Y por medio de toda esta historia aparece la madre biológica de la protagonista (de ahí el título de la película) que decide presentarse en su vida cuando se entera de que la hija ha perdido a ambos padres adoptivos.
 trailer
April intenta por todos los medios un embarazo, con el sentimiento profundo de que una adopción nunca sería lo mismo que un hijo biológico (algo muy interesante de pensar, ya que ella es una hija adoptada) ¿Nunca se sintió igual a su hermano? ¿Fue por su abandono? ¿Hubo realmente una discriminación? (la madre aseguró que no) ¿Quería reparar algo de su pasado siendo ella la que tiene un niño y no lo abandona?
El final es inesperado y parece llegar a un punto en dónde todas estas cuestiones se conciliarán.

Un punto interesante del film es la decisión del reencuentro, que parte de la madre biológica, y que nos permite ver algo, las vicisitudes por las que puede pasar una madre que abandona, los sentimientos complejos que tiene, y las artimañas que utiliza, ésta en concreto, para aproximarse, cuando ella lo cree oportuno, a su hija adulta y de la manera y con la información que cree oportunas, aunque sean algo tramposas.

Veremos como la hija, no precisamente se alegra, ni celebra el reencuentro, hasta que pasadas muchas vicisitudes, con esta madre biológica, que se intenta imponer, a pesar de los rechazos de la hija, y acaban pudiendo celebrar su reencuentro y encontrar un punto de unión.

También es interesante un comentario del hermano, cuando ante la insistencia de ella de que él no sabe lo que es ser adoptada, el le contesta que ella no sabe lo que no es ser adoptado...intentando aclararle que una cosa u otra no hace las relaciones mejores o más fáciles con los padres.

Y queda esbozado el tema de como para un hijo adoptado puede ser importante reencontrar su sentido en la vida a través de un hijo biológico, que le entronque en la historia, ya que esa historia se truncó cuando se separó de sus padres biológicos, llegando en muchos casos a desconocer todo de ellos.

Una película que hay que ver

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada