sábado, 10 de marzo de 2012

Win win (Ganamos todos) 2011

Director: Thomas McCarthy
2011
EEUU
106 minutos
Comedia dramática

Sinopsis:  Mike Flaherty (Giamatti), un abogado sin suerte, dedica su tiempo libre a entrenar a los muchachos de una escuela de lucha libre. De repente, se le presenta la oportunidad de resolver sus problemas económicos defendiendo a un viejo cliente. Cuando el nieto de éste, un deportista muy prometedor, escapa de casa y y se va con su abuelo, la vida de Mike dará un giro verdaderamente inesperado. (FILMAFFINITY)

 Valoración cinéfila 7/10
Valoración adopción 8/10





Estamos ante una buena película sobre un acogimiento sobrevenido. Por una mala casualidad un chico de 16 se va a vivir con un abogado, y su familia, que se ha hecho tutor de su abuelo demente, que no puede valerse por sí mismo.
La madre del chico tiene diversos problemas personales que no le capacitan para cuidarle y éste se va a buscar al abuelo, encontrándose que ya no vive en su casa. El abogado sintiéndose culpable, pues se está aprovechando de la tutela que ejerce sobre el abuelo (pues recibe una jugosa compensación) lo recoge provisionalmente, hasta contactar con su madre.
Al final los lazos que establecen el chico y su familia de acogida (informal) acaban llevándoles a crear una nueva familia. Y a oponerse a la vuelta con la madre que aparece por puros intereses económicos (y quizás alguna querencia familiar, mal explicitada)
Es interesante ver como entran en contacto padre (acogedor) e hijo, gracias al deporte...y que a pesar de que es un adolescente problemático, acaba adaptándose a su nuevo entorno, que por fin es una familia.

Por supuesto no es nada realista, pues parecería más un cuento que un documental. Pero toca hondo en muchos momentos, por lo bien planteado que muestra el guión la creación de los lazos entre ellos, y las dificultades que encuentran, cuando se descubre el pastel de los intereses económicos del abogado frente al abuelo del chico. Y que eso se resuelva recurriendo a la aceptación de la verdad y de los límites de todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada