jueves, 29 de marzo de 2012

Loggerheads (2005)

Director: Tim Kirkman
2005
EEUU
Drama
Sinopsis:  Tres historias entrelazadas, que ocurren en tres tiempos diferentes pero todas en el estado de Carolina del Norte en Estados Unidos. Por un lado, Grace (Bonnie Hunt) es una empleada de una empresa de alquiler de coche, que decide abandonar su trabajo y salir en busca del hijo que ella dio en adopción cuando se quedó embarazada con 17 años. Por otro, Mark (Kip Pardue) es un joven con espíritu nómada obsesionado con salvar las tortugas "loggerhead" de la playa de Kure, donde conoce a George (Michael Kelly), el dueño de un pequeño motel que le ofrece cobijo. Por último, Elizabeth (Tess Harper), la esposa de un predicador protestante, se pregunta qué habrá sido de su hijo, con el que ha perdido todo contacto. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 8/10
Valoración adopción 10

En la película tenemos tres historias paralelas, que irán a encontrarse al final, de una madre que abandonó a su hijo, obligada por la presión familiar, a los 17, y que ha decidido dejar de acordarse cada día de él y empezar a buscarlo. El hijo homosexual, rechazado por sus padres y que abandonó su casa con 17, para poder encontrar su propia vida. Y la madre adoptiva, que oprimida por sus convicciones religiosas y por ser la esposa de un pastor evangélico,tuvo que renunciar a su único hijo y decide al fin reencontrarse con él.
Es una película melancólica, pues casi todos los personajes están viviendo duelos sin resolver. Duelos por la pérdida de un vínculo, de un ser querido, de una historia...de un no poder encontrarse...que como contrapunto tiene a las tortugas Loggerhead, que tienen condicionados volver siempre a donde nacieron, para ser a su vez madres de la siguiente generación.Y reencontrarse con sus orígenes.
No sabremos a lo largo de la película que reencuentro podrá ser posible y si tendrá un final feliz. Pero todos los personajes viven con esa tensión, de la necesidad de redimirse en el reencuentro y quizás la imposibilidad de que eso sea así.
Todos los personajes se expresan con emociones contenidas, pero muy intensas: culpa, vergüenza, rabia, impotencia, desesperación, soledad...y solo el el climax final sabremos como se tramitarán.

Todos sufren por unas circunstancias hostiles al amor, a la verdad...(valores que por otro lado encarnan personajes secundarios, pero fundamentales para la historia: una vecina, el dueño de un motel...ellos si son capaces de amar y de poder decir la verdad...y ayudarán a la transformación de los personajes principales).

Una magnífica película, una música estupenda, actores en un termino justo.
Deja algo melancólico por la impotencia vital que rezuma...por la falta de esperanza...pero con esos contrapuntos amorosos y esperanzadores que todos necesitamos para sobrevivir encarnados por aquellos que sí pueden vivir según sus convicciones de verdadero amor.

Podemos decir que es una historia sobre una adopción fracasada, pues la adopción es para siempre y uno es adoptado de por vida. Y el hijo adoptado es rechazado y tiene que dejar la casa siendo menor de edad. Algo que sucede más frecuentemente en sociedades tan intolerantes como la norteamericana de crencias fanáticas evangélicas. (Y sobre esa intolerancia hay una película extraordinaria y terrible, basada, también, en hechos reales, protagonizada por Sigourney Weaver, Prayers for Bobby (2009) que puede encontrarse en youtube son subtítulos).
Por otro lado es una película sobre la búsqueda de un  hijo entregado, con lo que implica de dificultades emocionales y prácticas.
Y  es una película gay, aunque lamentablemente entregada al estereotipo de final triste, aunque la historia reflejada (secundaria a la trama), es realmente bonita, por su amor y generosidad. (Hubo una época reciente en la que toda película con personajes homosexuales o terminaban mal o morían o eran malvados, y jamás aportaban modelos positivos y felices)
 Finalmente quería comentar el personaje  de la chica, que ayuda a la madre biológica a buscar a su hijo , que le dice  hablando sobre que ella también es adoptada y que buscó a su madre porque "Tenía que encontrarla para poder dejar de buscarla" . Es una frase clarificadora del impulso casi irrefrenable de buscar a la madre biológica, y encontrarla, para poder dejar esa tensión permanente, ese "no saber". Independientemente del resultado.
Por eso ella no se dedicaba a concertar los reencuentros, sino solo facilitar la búsqueda y no quería ser testigo del resultado, fuera el que fuera.
Habría mucho que hablar de los distintos personajes: la madre biológica que es forzada a dar a su hijo (recuerda un poco al de Philomena de 2013) y no puede soportar esa pérdida, la madre adoptiva que tiene que renunciar por la negatividad de su marido ministro religioso al hijo gay, el propio hijo, que no se valora debido al rechazo de sus padres,a pesar de haber sido un niño buenísimo...
Al final, las madres se podrán conocer y mostrarán sus temores y su mutuo agradecimiento como verdaderas madres.
Trailer en inglés

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada