viernes, 9 de marzo de 2012

Kolya (Kolja) 1996



Director Jan Sverák
República Checa
1996
110 minutos

Comedia dramática

Sinopsis: Franka Louka es un concertista de violoncelo y profesor de renombre en la Checoslovaquia ocupada por los soviéticos. Al perder su puesto en la orquesta, no le queda más remedio que tocar en los funerales para sobrevivir. Pero ha contraído muchas deudas y no puede saldarlas. Por eso, cuando el señor Broz, el enterrador, le sugiere que resuelva sus problemas económicos casándose con una joven rusa que quiere conseguir la nacionalidad checa, acepta. Ella se aprovecha de esta situación para emigrar con su amante a Alemania Occidental, dejando a su hijo de cinco años con su abuela. Pero cuando la abuela muere, Kolya deberá vivir con su padrastro. (FILMAFFINITY)


 Puntuación cinéfila 8/10
Puntuación adopción 7/10

UN ACOGIMIENTO SOBREVENIDO.

La verdad es que no estamos ante una película centrada en el tema de la adopción, sino más bien en la transformación que puede sufrir una persona ante el contacto de un encantador niño de 5 años, que le necesita y con el que tiene que realizar un acogimiento. Que al principio es de mala gana y obligado, pero que acabará transformándole y convirtiéndole en un verdadero padre.

Louka era un soltero mujeriego, que tiene que cambiar, por temor a ser encarcelado ( por fingir un matrimonio). Decide hacerse cargo del niño, aconsejado por sus amigos. Van superando sus diferencias de idioma. Llegando a crear un vínculo para siempre.

Tanto es así que cuando el niño es amenazado con ser enviado a un orfanato soviético, Louka decide huir con él y refugiarse hasta que a los pocos días coinciden con la Revolución de Terciopelo, con el derrumbe del régimen comunista. Esto permitirá que él recupere su puesto en la orquesta sinfónica, y Naděžda, la madre del niño, pueda venir a recuperarle, sin el temor de ser detenida y deportada a la Unión Soviética.
Lo malo es que eso  implica para ellos dos, una nueva pérdida: la de esta relación paterno-filial que se ha establecido, por el tiempo pasado juntos.
Es una película muy agradable de ver, tierna, simpática. Y respecto a la adopción o el acogimiento lo que quizás pueda aportarnos es el darnos un ejemplo de la variabilidad de casos posibles por los que se puede dar un abandono y un acogimiento (intrafamiliar). Y de como los vínculos se acaban creando a pesar de nuestras resistencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada