martes, 15 de enero de 2013

A los trece (Thirteen). (2003)

Director: Catherine Hardwicke
EEUU
2003
Drama. Adolescencia
Sinopsis:  Tracy -Evan Rachel Wood-, una joven de 13 años de Los Ángeles, queda fascinada por Evie -Nikki Reed-, la chica más popular del instituto. Tras hacerse muy amigas, y debido a la peligrosa influencia de la "cool" Evie, la antes inocente Tracy se verá poco a poco atrapada en un trepidante ritmo de vida que nada tenía que ver con su anterior vida sedentaria. Tracy se embarca en un mundo salvaje sobre el que no tiene control. Mientras, Mel -Holly Hunter-, la madre de Tracy, trata desesperadamente de comprender la radical transformación que está sufriendo su hija. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila: 7/10
Valoración acogimiento/abandono 9/10

Interesantísima película sobre los estragos de una educación sin amor, sin valores y sin límites adecuados en una adolescente húerfana, criada por una prima. Y la influencia negativa que tiene en una compañera que entra en su adolescencia.
Evie Zamora (interpretada por Nikki Reed, coguionista del film, en dónde se narran parte de sus experiencias vitales ) está en acogida con una prima mayor. Tiene una vida desordenada, sin control, sin verdadero amor, y con antecedentes (parece) de abusos sexuales. Dedica todo su tiempo a ir de compras, seducir a chicos, drogas, búsqueda de experiencias fuertes, robos, etc. Es la chica más popular del instituto y deja fascinada a Tracy, una chica que todavía no ha salido del todo de la infancia, buena estudiante, prometedora, pero que en plena entrada en la adolescencia, busca su propio camino y su identidad.

Tracy está muy quemada por la separación de sus padres y sufre con su madre, una ex-alcohólica, que fue mala estudiante, que no consigue mucho dinero para vivir y se comporta más como otra adolescente, que como una verdadera madre responsable y madura.
El padre está ausente y no colabora apenas en la educación de su hija.

Con todos estos ingredientes, Tracy, la protagonista, entra en una metamorfosis,  en el peor sentido que podrían esperar unos padres: robos, droga, sexo, violencia, absentismo y fracaso escolar...Todo en búsqueda de su identidad y por salir de su estado de ansiedad personal. Entra en una simbiosis con Evie, pero perdiendo todas sus referencias anteriores, su moralidad, sus inhibiciones sanas. Dispuesta a todo, aunque sea autodestructivo.

La madre se ve desbordada y sola ante lo que pasa y ninguno de los adultos de les rodean hace nada por intervenir. Sólo el hermano mayor de Tracy, adolescente, lo hace,denunciando los hechos, pero se ve igual de impotente para actuar.

 Evie es una influencia nefasta, manipula a todos a su alrededor y en algún momento se va a vivir con Tracy y le plantea a su madre que la adopte. Miente, roba, traiciona a sus amigas, trafica con drogas...Y aunque Tracy tenía ciertos comportamientos autolesivos, antes de conocerla (se corta en el antebrazo en momentos de ansiedad) ahora se deja llevar por un despeñadero sin sentido.

Será la realidad contra la que se choque, la que la pare: tener que repetir el 7º grado, conflictos con otras chicas por sus novios, y el que encuentren droga en su cuarto, metida por su amiga Evie.
Todo esto le desenmasacarará el vacío, la falsedad de esa amistad, el camino de autodestrucción, etc... lo que conseguirá que por fin puedan separarse las dos amigas y que ella comience una nueva vida.

Esta película está muy en relación con otras que narran estas situaciones adolescentes de falta de valores y vacío existencial como: Elephant, Kids, Criaturas celestiales, Las reglas del juego, Los chicos de al lado o Nadar solo. (Todas ellas muy recomendables)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada