jueves, 3 de enero de 2013

La fuerza de la ilusión (Radio Flyer) (1992)

Director. Richard Donner
EEUU
1992
114 minutos

Drama

Sinopsis: Dos niños de 11 y 8 años deciden crear un mundo fantástico para escapar de las agresiones de su padrastro alcohólico. Ambos chicos, que sueñan con volar, deciden construir un avión de verdad... (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 7/10

Extraña película, que si fue estrenada como película para todos los públicos, me parece que no es para niños.
Más bien parece una película de terror, mezclada con una infantil. Lo que la hace más siniestra aún. En algunos momentos, creo que puede ser angustiosa para un niño, pues es muy real y desesperanzada.

Narra las peripecias de una familia formada por una madre y sus dos hijos, que se quedan en la indigencia, al ser abandonados por el padre.
En California encuentran al futuro padrastro, y éste pasa de ser bondadoso, a ser un maltratador infantil, que tiene atemorizados a los  niños.Éstos, en vez de confesar los malos tratos, los ocultan , porque creen que así defienden la felicidad de su madre.
Se refugian  en su mutua solidaridad  y en su fantasía, buscando la realización de un proyecto fantástico, pero temerario: el más pequeño de los dos se irá, volando, para así poder protegerse del maltratador. Para eso construirán un avión con un motor viejo.

Lo siniestro de la película es que ni la madre sabe cuidar a esos hijos, los tiene abandonados a causa de su trabajo y no sabe impedir la acción del maltratador, ya que vuelve a confiar en él.
Los niños no pueden soportarlo y tienen que realizar toda esta acción absurda de huida. Que en la película se muestra como algo heroico, aunque desde un punto de vista infantil. (Narrado por el hermano mayor, a sus hijos, cuando han pasado muchos años. Y les habla de respetar las promesas para siempre, como la que hicieron a su madre de cuidarla (sin poder vivir el ser cuidados por ella) ¡Menudo mensaje!)
Incluso muestran a otro temerario, un niño que intentó volar con su bici 10 años antes y que se quedó tullido para siempre...ahora, eso sí: ¡es un héroe!
La huida del hermano chico, más parece un suicidio encubierto, y en la práctica así es, pues la familia no lo vuelve a ver.

No entiendo esta película, creo que da mensajes siniestros y por tanto no la recomiendo para los niños. (Parecería decir, que cuando los adultos maltratan, mejor contar con las propias fuerzas y refugiarse en la fantasía, que acudir a los adultos a pedir ayuda. Y que no se puede confiar en estos)

El director de este film tiene otro que sí es emocionante para los niños: Los Goonies, de 1985.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada