jueves, 29 de octubre de 2015

Heidi (1937)

Director: Allan Dwan
EEUU
1937
97 min

 Drama. Terror.

Sinopsis: Cuando su tía se cansa de cuidarla, Heidi, una niña huérfana, debe ir a vivir a las montañas suizas con su arisco abuelo (Jean Hersholt), un ermitaño que pronto se encariña con ella. Pero la tía regresa para llevársela a vivir con una familia que necesita una compañera para su hija inválida (Marcia Mae Jones). A pesar de que una malvada institutriz (Mary Nash) le hace la vida imposible, Heidi consigue ganarse el cariño de todos los de la casa y no ceja en su intento de volver a reunirse con su querido abuelo. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 5/10
Valoración adopción 7/10

Película familiar, que esconde situaciones realmente preocupantes, encubiertas por el protagonismo de Shirley Temple, a la que se procuraba dar papeles graciosos y dicharacheros. Y que ganara el corazón de todos.
Por un lado tenemos a una malvada tía que la abandona en brazos de un abuelo, que ni la quiere y que en principio está encallecido por problemas en su vida anterior. Y no se habla con nadie.
Por otro lado esta misma tía, cuando ya ha establecido un vínculo con el abuelo y se lo ha ganado, la secuestra y se la entrega por dinero a una malvada señorita Rottenmeyer, para que como un monito de feria, entretenga a una niña incapacitada (Clara)
A pesar de la maldad de Clara, que está dispuesta a ocultarle que está siendo secuestrada, y que no volverá a ver a su abuelo y que la quiere en plan absolutamente egoista, la niña le devuelve todo amor y generosidad, obrando un milagro con ella y es que vuelva a andar, a pesar de todos los mejores médicos del país.
Al final si no es porque el abuelo es tozudo y va en su rescate y la encuentra, se la hubieran quedado, ahora con la connivencia del propio padre de Clara .
Vamos una película de terror disfrazada en una película encantadora para lucimiento de Shirley Temple. Y está claro que los estándares de respeto a los derechos de los niños y especialmente de las niñas, estaban bastante bajos en la fecha de la película que son los años 30.
A pesar de lo conocida de la historia, no recomiendo verla por parte de niños o niñas adoptados, pues puede ser contraproducente.  A pesar de su final feliz. (Por los pelos)
Pero si la pueden ver con la capacidad crítica ausente y como un semi musical simpático clásico de Hollywood, pues a por ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada