jueves, 8 de octubre de 2015

El fin de la inocencia (12 And Holding) (2006)

Director Michael Cuesta
EEUU
2006
90 min

Drama

Sinopsis: Dos hermanos gemelos, que son excelentes amigos, empiezan a despertar a la adolescencia. Son muy distintos: Rudy es deportista, valiente, carismático; Jacob, en cambio, es tímido, callado y se siente traumatizado por una señal de nacimiento en la cara. Malee, una niña precoz, hija única de una mujer que vive aislada, y Leonard, un chico que comparte con su familia el problema de la obesidad, forman el círculo de amigos de los gemelos. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración adopción 7/10

Esta película toca el tema de la adopción de forma marginal, pero es muy interesante desde el punto de vista del tránsito de los niños y niñas por la pubertad, y de las dificultades familiares cuando los niños se crian tan solos, o tan aislados e incomunicados de sus padres y madres.
Es una película dura, no para verla por niños menores. Y refleja las incursiones en la sexualidad y en la identidad adolescente de una puber que busca sentido a su vida y su soledad. La lucha por ser diferente y adelgazar de un chico en una familia disfuncionalmente obesa. Y los deseos de venganza del hermano que queda vivo tras la muerte del gemelo, y la relación que va estableciendo con el chico que le mata.
Hay muchos personajes con el sentido de su vida perdido en la película: un pirómano angustiado, la madre terapeuta de la niña precoz,  los padres del niño muerto...que no pueden superar su dolor...

Estos padres, en duelo, acaban adoptando a un niño mayor, que dicen que iban buscando desde hacía tiempo. Pero no ha pasado ni el año de la pérdida del otro hijo.  Algo que el otro hermano denuncia, como que ellos quieren sustituir a su hermano por otro...
Se ve que ni se han preparado para tener otro hijo, ni a este niño le han preparado para tener otro hermano. De hecho le rechaza, pues todavía no ha superado su propio duelo, y no cabe un hermano nuevo en su vida. Le hace comentarios racistas, pues su hermano nuevo es negro y él blanco. Y no le permite jugar con sus cosas ni le integra en su vida.
En los casos en los que hay niños anteriores a la adopción, hay que preparar mucho a todas las partes y contar con ellos. Hay una escena en la película que refleja bien esto, pues la madre entra en la habitación del hijo y le dice "ya está aquí" y no sabemos si se refiere a un amigo, o a alguien tan importante como  un nuevo integrante de la familia.

Una película interesante, más por las relaciones complicadas familiares, los duelos no resueltos, que por esta adopción, torpe y mal meditada y trabajada, tanto por los padres como por los responsables institucionales de otorgarla (que no aparecen el la película)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada