domingo, 1 de junio de 2014

Dog Tags (2008)

Director: Damion Dietz
2008
EEUU
Drama
90 min

Sinopsis: Nate Merritt es un joven que fue abandonado por su padre y criado por su madre soltera, Debbie. Nate decide ingresar en los Marines para poder ahorrar dinero y comenzar una vida con su prometida Trish. De permiso en Palm Springs, Nate conoce a Andy, un joven homosexual de personalidad magnética y espíritu libre, que desea encontrar una nueva vida en Hollywood. Ambos son contratados para una sesión de fotos, de la que escapan tras descubrir la naturaleza de la misma.
Nate decide llevar a Andy en su coche a su barrio, donde descubre que su novia le ha estado siendo infiel durante su ausencia. Tras esto, los dos hombres desarrollan una amistad, que pasa a ser un lazo platónico. Sin embargo, su relación termina por ser física e íntima cuando ambos navegan por sus mutuas vulnerabilidades e introspecciones. Añadido a esto, Nate descubrirá la identidad del padre que nunca conoció. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 6/10
Valoración abandono/adopción 7/10

 Esta película menor, tiene el interés de mostrar la necesidad de conocer al padre biológico que tienen todos los niños. Y cómo en esa búsqueda se implican muchos elementos de identidad, que está en juego y que no acaba de asentarse hasta que se soluciona la búsqueda.
En este caso el protagonista casi renuncia a su identidad de marine, cuando sufre una vergüenza grande y un obstáculo en su búsqueda. Pero ayudado de otra alma perdida, que es el segundo protagonista, recupera de nuevo su rumbo. Que se endereza de nuevo al encontrar a su verdadero padre. (Le guste o no lo que encuentra)
Dog Tags (placas de identificación)
El chico gay, padre de una criatura, pero inmaduro y en su propia búsqueda de identidad también, le sirve de consuelo, le pone por delante una relación paterno-filial inadecuada e insegura, le permite sentirse vulnerable y en duda, sin verse cuestionado ni desvalorizado (como sería en el caso de encontrarse entre otros marines o machos al uso) y en todo este proceso de mutuo apoyo, surje, por parte del protagonista, una cierta identificación con el chico gay, llegando a una relación sexual, dentro de una verdadera relación de afecto amistoso.
Resueltas sus mutuas dudas, cada uno asumirá su destino, ya calmados y asentados: uno sabiendo quién es su padre, su historia y continuando con su camino en la Armada, el otro asumiendo su paternidad en solitario y parece que sentando la cabeza.

Es una película sobre el descubrimiento de la propia identidad, lastrada por el pasado. En ambos casos no ayudó que los padres estén ausentes y las madres sean personas muy inconsistentes.  Lo que les situa a ambos en una situación de, casi, niños abandonados.


No es una gran película, pero se deja ver muy bien, la música está muy bien, y la fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada