martes, 24 de marzo de 2015

Voy a ser mamá (100% Cachemire ) (2013)

Directora: Valérie Lemercier
Francia
2013
98 min

Comedia

Sinopsis: Aleksandra y Cyrille son la típica pareja de clase alta, más preocupados de sí mismos que de nada más, y tras intentar el embarazo vía tratamientos de fertilidad, deciden adoptar un niño ruso. Pero lo hacen a su manera, casi como una compra.
La cosa se les va a torcer hasta llegar al fracaso en la adopción. Aunque recapacitarán y le darán una nueva solución.

Valoración cinéfila 4/10
Valoración adopción 5/10

Estamos ante una desafortunada película dirigida, escrita y protagonizada por Valérie Lemercier.
Creo que la mejor palabra que la define es: frívola.
Aunque es en tono de comedia, han caído en describir la adopción internacional en Rusia, como una mascarada, en la que con influencia, se puede comprar un niño, casi a la carta, en menos de tres meses. Y sin necesidad de explorar la idoneidad de esta pareja, con lo que el fracaso en la adopción está garantizado.
Algo que es lo que busca el guión, para darle un tono de comedia, pero nefasto para la realidad de la adopción. Pues son padres como estos, en los que prima más su interés narcisista, su egoismo, su necesidad de dar una imagen (de hecho ambos se dedican al mundo de la estética) lo que lleva a no tener en cuenta el interés del menor, en este caso un niño de 7 años , ruso, al que no lo tratan de forma adecuada, llegando a rechazarle en el primer encuentro.(El título en francés 100% Cachemira, es significativo del espíritu snob y elitista, de esta pareja).
De hecho el niño no se vincula a ellos. Y acaba diciendo que no quiere a esta madre.
En la cinta hay comentarios odiosos, como el que dice el padre a la madre: "si no puedes tener uno de verdad, uno real" ... O de que es mejor  cambiarles cuanto antes los nombres, a los niños adoptados, para facilitar las cosas,  sin respetarles en nada, y hablando ante ellos como estúpidos...
La madre llega a inventarse que deben entregar al niño a otra familia francesa, por un error de la agencia de adopción y se muestra más preocupada en que le devuelvan su dinero.
Pero la madre devuelve al niño a Rusia, al orfanato, sobornando a los rusos, y engaña al marido sobre el tema.
Luego queda embarazada y tan contenta. Cuando el marido le descubre, antes de poder decirle lo de su embarazo, se intenta suicidar...
Vamos, que es una niña chica, que en ningún momento tuvo en cuenta al niño, al marido, al ser que ha concebido y lleva en su vientre, o que las leyes podrían ir en su contra y encarcelarla.
Al final, apoyada por su padre, parece reaccionar y recuperan al niño, dando a la comedia un final feliz.

Si merece verse, es para hablar de los padres no idóneos, con los que un fracaso en la adopción está bastante garantizado.
Pero no la recomiendo para lo niños, pues puede crear una inseguridad sobre la adopción, al ver a padres tan inmaduros y tan poco padres, como estos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada