sábado, 12 de julio de 2014

Eduardo Manostijeras (Edward Scissorhands) (1990)

Director: Tim Burton
1990
EEUU
98 min
Drama. Fantástico.
Johnny Depp,  Winona Ryder, Diane Wiest

Sinopsis: Durante una noche de Navidad, una anciana le cuenta a su nieta la historia de Eduardo Manostijeras (Johnny Depp), un muchacho creado por un extravagante inventor (Vincent Price) que no pudo acabar su obra, dejando al joven con cuchillas en lugar de dedos. (FILMAFFINITY)

Valoración cinéfila 9/10
Valoración adopción 7/10

Pelicula fantástica, relacionada con el mito de Frankestein, en la que un ser creado por un científico, se encuentra abandonado, tras morir su creador,  y una buena mujer lo acoge en su casa, sin tener en cuenta su "diferencia" y le ayuda a integrarse en la sociedad.
Pero los habitantes de su vecindario, convencionales al 100 %, acaban frustrando esta integración y el extraño ser acaba teniendo que desaparecer de sus vidas, para siempre.
De alguna manera nos puede servir para poder ver el tema del acogimiento, de cómo la gente rechaza al diferente, a pesar de que lo que importa es el ser que está bajo esa apariencia.

Para nuestros niños y niñas adoptados, puede tener un significado latente, en la medida que ellos pueden verse diferentes y que están insertos  en un entorno que no siempre les acepta, por motivos de raza, o del propio hecho de ser adoptados, o por sus dificultades de conducta o por que brillan especialmente en algo. Y cómo en algunos casos nuestros niños pueden hacer cosas con la mejor intención, que se vuelve contra ellos, o incluso ven que son agresivos o que se comportan de formas que la familia o el colegio no acepta (por ser más movidos, o por tener un cierto negativismo u oposicionismo y tener un comportamiento difícil de entender y de llevar) Y las tijeras en las manos puede representar una magnífica metáfora de como cuando se intenta el acercamiento a los demás, a veces el otro lo interpreta como agresión o daño y el niño o niña puede verse como malo, por como se le ve desde fuera, a pesar de sus intentos de hacer las cosas bien y ser bueno.
También es importante la reflexión de que integrar a alguien tan diferente sin tener en cuenta su realidad, puede generar muchos problemas, que si no se afrontan adecuadamente , puede darse un fracaso en el acogimiento o la adopción.

Esta pelìcula es un cuento, que merece la pena ver, independientemente de su relación con el acogimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada